domingo, 20 de noviembre de 2011

Liderazgo

Foto de Freerange
El liderazgo es un concepto realmente complejo. No podría escribir mucho más sobre ello de lo que ya hay en la Wikipedia. Pero sí que puedo hablar sobre las personas que para mí reflejan el mejor ejemplo que haya podido ver de líderes natos: mis padres.

Casi todos los niños quieren a su padre. Yo además siempre he tenido la suerte de admirar al mío. Supo educarnos desde el respeto, no desde el miedo (no recuerdo ni una sola bofetada, torta...). Nos inculcó unos valores y nos enseñó a luchar por nuestros sueños desde el ejemplo. Nos enseñó a caminar con sus pasos no con sus palabras, siendo siempre consecuente con sus principios.

Es un hombre que no se limita a hablarnos de valores, sino a practicarlos. Se esfuerza para ser una referencia en la familia, y lo hace muy bien. Además se ha dejado la vida trabajando para que tengamos lo necesario para seguir el camino que él nos ayudó a marcar.

Evidentemente, alguien como él no afrontaría solo su mayor proyecto, la familia. Siempre ha sabido hacer un gran equipo con una mujer extraordinaria: mi madre. Ella se ha encargado de que siempre hayamos estado arropados por el calor de la familia. Con la cálida y firme mano de una madre que siempre ha estado ahí para marcar el rumbo cuando, como todos los niños, nos desviábamos de él. Nunca ha mostrado cansancio a la hora de ayudarnos a dar un paso más hacia nuestras metas.

En varias etapas tuvo que combinar el trabajo con el hogar y nunca buscó excusas para estar siempre ahí, para ser un foco en nuestras vidas, un refugio cuando lo necesitamos.

El más claro ejemplo del resultado de sus valores, de sus cualidades como líderes de mi familia, es que a día de hoy, aunque ya hace algunos años que me he independizado, sigo consultando con ellos las decisiones importantes y sigo contando con su apoyo. Siguen siendo capaz de motivarnos y de animarnos, no porque sean nuestros padres, no por el "cargo que ocupan", sino porque son una referencia.

Otro buen ejemplo es que nunca han antepuesto sus intereses. Por ejemplo, como para muchas madres, el que me fuera de casa, y encima me fuera a otra isla, no fue nada fácil para mi madre. Pero nunca intentó disuadirme de mi decisión, intentó que sus sentimientos no fueran un lastre y fue una de las personas que más me apoyó. Cada vez que aparece un bache en su camino, vuelve a ser un ejemplo para nosotros. Siempre con una palabra de ánimo, siempre con ganas de seguir adelante, siempre optimista...

Para mí eso es el liderazgo, la capacidad de alentar a una persona a conseguir unos objetivos, sin usar para ello una posición privilegiada, sólo con su ejemplo, con sus valores, con su trabajo...Y es exactamente lo que mis padres han hecho realmente bien.

2 comentarios:

  1. Espero que tus padres lo lean...

    Creo que tienes razón en la definición que ofreces. La verdad es que es mucha responsabilidad poder influenciar así en la vida de alguien. Sólo espero que cuando Nico crezca piense lo mismo de nosotros

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Seguro que Nico sabrá valorar lo que tiene ;) A ver si cuando me toque jugar ese papel (hijos, compañeros, ...), aprovecho algo de lo que he ido aprendiendo con la gente que me rodea.

    Besotes!!

    ResponderEliminar