martes, 3 de noviembre de 2009

De vuelta...

Tras varias semanas moviditas, ya casi puedo dar por finalizado uno de los proyectos más importantes a los que me he enfrentado: comprar mi propio piso y mudarme. Mi novia y yo no pensábamos que conllevara tanto trabajo. Nos decidimos por un piso que estaba completamente vacío, así que tuvimos que invertir bastante tiempo en comprar los electrodomésticos, luces, muebles, camas, etc., etc., etc.

En un equipo de dos personas, ambos pasamos por todos los roles: electricistas, albañiles, pintores, carpinteros, ... ;) Y sumando, al final nos damos cuenta de que hemos invertido muchas horas.

En cuanto al papeleo, es otro tema que se llevó su tiempo. Probablemente haya un arbolito menos por nuestra culpa :S

Pero ya CASI todo está en su sitio, y por fin las cosas volverán a la normalidad. Actualizar el blog es una de tantas tareas que he tenido que dejar de lado, pero espero volver a retomarla. Intentaré que el contenido vaya mejorando, y ser constante. De momento, he cambiado la imagen (etapa nueva, look nuevo) y por lo menos ya hay una referencia a quién escribe "About", que ya han sido varias las personas que me han comentado que debería estar. Aunque me queda como tarea pendiente actualizar mi CV, ya que según lo que consta en él, todavía trabajo en la empresa que dejé hace más de un año :S

4 comentarios:

  1. Enhorabuena Gregorio!!!
    Si quieres pasar por mi casa, aún tengo unas cuantas lámparas que poner, jejeje, y eso que me la compré hace casi dos años.
    Lo cierto es que lo de comprarte una casa es un gran proyecto: mucho papeleo y mucho curro. Pero está muy bien (menos cuando te cobran la hipoteca, jejeje). Eso de elegir los muebles, electrodomésticos, lámparas... y encima montarlo tu!!! pero al final se sale porque te haces el rinconsito a tu gusto.
    Me gusta el nuevo look del blog...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nestor. Es bueno saber que te pasas por aquí ;)

    Lo de pasarme por tu casa, te advierto que con un taladro en la mano soy un peligro, ya le he cogido el gustillo jejejeje

    Tienes razón, ver como la casita va cogiendo cuerpo y (siempre dentro de las posibilidades) se va a adaptando a lo que quieres... es una pasada. Nosotros estamos flipando. A ver si te pegas un salto y te pasas a echarnos una visita ;)

    Por cierto, con todo este lío no te he podido escribir, pero llegó a mí una foto curiosa de un grupo de niños de un colegio de Lanzarote, de hace bastantes años... a ver si reconoces a uno de ellos :P

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Arrancar un hogar se asemeja aun proyecto... has pasado por el análisis (cómo es la casa, que quiero poner en ella), el diseño (qué alternativas hay para rellenar la casa con muebles, lámparas, etc),la planificación (haces un presupuesto, tienes fechas de compromisos de los proveedores), desarrollas(en este caso comienzas a recibir muebles y demas enseres, los vas montando, colocando) y vas, como en todo proyecto, capeando los imprevistos mil como son el incumplimiento de las fechas de proveedores, entrega de mercancía defectuosa, esa tele tan último modelo que vas a colocar y... ¿alguien había pensado en poner el alargador antes de poner el mueble?... así mil y una maravillosas sorpresas... otro día hablamos en privado lo dificil que es lidiar con los duelos del proyecto, es decir, las parientas ;)

    Bueno, disfruta la casa!!!

    Sergio G.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja de todo, yo creo que lo que peor he llevado es "incumplimiento de las fechas de proveedores". De cuántos santos me habré acordado :S Lo de la parienta, mientras no me veas llegar al trabajo con pinta de llevar tiempo durmiendo en el sofá... es que lo llevo bien ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar