miércoles, 1 de mayo de 2013

Estudio de viabilidad: Tu mirada

   Ayer estaba conversando con mi mujer y dos chicas más cuando, no recuerdo cómo llegamos a ese punto, ellas nos empezaron a contar cómo habían decidido emprender y ganarse la vida haciendo lo que realmente les apasiona.

   Es una historia extraordinaria. No porque fuera un cuento de hadas y princesas en el que todo era de colorines y sólo pasaban cosas buenas. Nos contaba una de ellas que tuvo que tomar decisiones que la mayoría tacharíamos de locura y que hubo momentos muy duros. Probablemente, más que la historia en sí, que es preciosa, lo que enganchaba era el brillo de su mirada, la pasión con la que nos hablaba.

Espero no olvidar esa mirada. Creo que a la hora de tomar una decisión importante, si no soy capaz de contárselo a alguien con una mirada así, debería (como mínimo) replantearme las cosas. Ya digo yo que esa mirada no, porque no tengo ni los ojos ni la mirada tan bonita, pero al menos sí con ese brillo ;)

   Si buscas en google “emprender” encontrarás muchas entradas del tipo “X consejos para emprender”, “aprende a emprender” …pero probablemente el primer paso es “por qué” emprender, y probablemente una razón que te permita contar tu proyecto, con la misma intensidad que ellas nos contaron el suyo, sea la mejor opción. Igual no para hacerse millonario, pero sí para ser feliz.

   También, al verlas juntas, pude recordar que cuando haces algo es tan importante el QUÉ y el POR QUÉ, como el CON QUIÉN. Soy bastante repetitivo con ese tema en el blog, pero he tenido la suerte de tener muy buenos compañeros y esa es una de las claves fundamentales para disfrutar de tu trabajo.... Me alegró ver ayer que más gente piensa lo mismo, y más que verlo, sentirlo.

   Esta entrada prometía ser más técnica, pero si contara a alguien las entradas que tengo en mente, sin duda esta sería la que contaría con más ilusión. Así que...¿cuál iba a escribir? ;)

viernes, 19 de abril de 2013

Si das mucho las gracias te salen granos

    Muchas veces reflexionamos sobre un tema en los momentos menos esperados, y a mí me pasó en mi boda...

    Estaba hablando con unos amigos y comenté que me consideraba un tipo con suerte, porque he estado en varios equipos y las cosas siempre me han ido bien. Algunos comentaron que no me subestimara, que por algo sería. Pero yo insistía que no era subestimarme. Sé que me queda mucho por aprender y mucho camino por recorrer, pero estoy orgulloso del que ya he hecho. Aún así, reconozco que debo mucho a las personas con las que he tenido el placer de trabajar y reconozco que he tenido suerte de poder formar parte de buenos equipos.

    Por otro lado, al finalizar la fiesta nos despedimos de las personas que seguían trabajando allí. El DJ nos dijo agradecidos que era la primera vez en cinco años que llevaba trabajando en bodas que le hacían un regalo. Lo normal en las bodas es regalar algo a los invitados, y nosotros consideramos oportuno tener un detalle también con parte del equipo que hizo que ese momento fuera maravilloso. Nuevamente, soy consciente de la cantidad de horas que mi mujer (qué bien suena ;) ) y yo dedicamos a elegir a los profesionales que intervendrían, a seleccionar cada pequeño detalle, ... Pero sabemos que para nosotros fue una noche maravillosa gracias también a cada una de las personas que intervinieron, desde los invitados que hicieron un esfuerzo para acompañarnos hasta las chicas que hicieron pasar un momento genial a los niños, etc etc etc

    A veces, dar las gracias públicamente puede parecer un gesto de debilidad. Pero yo no lo veo así. En esta sociedad, y mucho menos en mi profesión, los Llaneros Solitarios no aportan gran cosa, en comparación a las personas que saben formar parte de algo.  Creo que una de las razones de que me hayan ido bien las cosas es porque siempre (o casi siempre) he sabido reconocer que soy una parte de un algo y he sido consciente de la importancia del resto de ese algo.

    Muchas veces cuesta reconocer que no hemos escalado la montaña solos. A mí me encanta saber que tanto en lo personal como en lo profesional, siempre hay alguien dispuesto a escalarla conmigo.

    ¿Son estas sólo palabras? Pues por una parte sí... al igual que el papel, el blog aguanta todo lo que queramos poner. Puede que no haya sido consecuente con lo que digo o que lo olvide en un futuro. Por otra parte no, porque aunque no sea un santo, sí que intento ser consecuente y siempre he intentando reconocer los méritos de los otros. Hay otras entradas en el blog con agradecimientos, como esta, y además, para predicar con el ejemplo, la foto del final... Los agradecimientos son para mí algo importante al que le dedico tiempo. Por ejemplo, llevar una camiseta en la mochila varios días, mientras recorríamos París, hasta ver el momento de sacar la foto adecuada para lanzar un guiño a un grupo con el que he aprendido mucho, es mi manera particular de dar las gracias a las personas que lo hicieron posible y sobre todo que lo han estado haciendo permanente. Por varios motivos he descuidado este grupo, pero sin olvidar su importancia para mí y sin dejar de pensar que volveré a dedicarle el tiempo que se merece.


viernes, 4 de enero de 2013

Repasando el 2012

Mi intención era que esta entrada estuviera publicada antes de fin de año. De hecho, la he escrito varias veces, pero al final todo sonaba tan negativo que acababa borrándolo. Mi novia me suele decir que soy muy exigente conmigo mismo, mi jefa me dijo hace poco que a veces era demasiado responsable…Igual es cierto o igual estoy en un momento negativo. El caso es que para que esto no me apestara tanto, he decidido que como resumen del año sólo iba a dejar constancia de los proyectos en los que estoy implicado y en los que continuaré el año que viene. Ya iré detallando y analizando más en profundidad el año pasado con más calma y cuando pueda verlo desde otra perspectiva.

Asesoría Telemática de Canarias: Este es mi segundo año en la empresa y más o menos todo sigue en la línea que ya he comentado en este blog. Lo más destacable del año para mí, es que la directora del proyecto ha estado de baja por materniadad los últimos meses del año y hemos tenido que asumir sus responsabilidades. Creo que en estos meses el equipo ha dejado más claro que nunca que sólo tiene sentido un pronombre personal: NOSOTROS. Cuando un grupo de personas piensa y actúa como equipo, creo que todo lo demás fluye solo. Hemos tenido que afrontar algunos hitos importantes estos meses y han salido muy bien. Iván y Jorge son excepcionales tanto profesional como personalmente. Y afortunadamente, la relación no empieza y acaba al fichar. Si tengo claro que profesionalmente lo mejor del año ha sido trabajar con ellos, en lo personal también han estado en algunos de los mejores momentos. De hecho, en lo personal uno de mis proyectos más importantes ha sido la “pedida de mano” que le organicé a mi novia, y ellos fueron los cómplices que la montaron. Y también son los que han firmado para iniciar mi expediente matrimonial...así que qué más puedo decir. Igualmente destacable este año ha sido la oportunidad de colaborar un poco más con otra compañera. Ha sido muy gratificante y desde aquí aprovecho para agradecer una vez más a Mercedes su trabajo y su forma de ser.

Sytask: Este año también tuve la gran fortuna de poder formar parte de otro equipo. Al principio me llamaba la atención la tecnología (mobile + nube) y el hecho de poder trabajar otra vez con un profesional al que admiro. Pero debo haber hecho algo bueno en otra vida, porque todos y cada uno de los miembros del equipo son de ese tipo de personas con las que uno desea trabajar. Esta era de las partes que más negativas salían en otras versiones de esta entrada, porque creo que cuando formas parte de algo grande, con gente de semejante calibre, debes hacer todo lo posible para, al menos, intentar estar a la altura. Y creo que no he dado todo lo que la ocasión merece. Este es uno de los puntos a mejorar este año.

Scrum Manager: En cuanto a la colaboración en Scrum Manager, no hay novedades. Llevo tiempo intentando aportar algo más a la comunidad, en forma de contenido, pero este año tampoco ha podido ser. Lo bueno es que sigo aprendiendo de mis compañeros y de todos los que en cada edición deciden participar en los cursos.

Mindfulness: Este es otro proyecto que ha nacido en el año que se ha ido. En el blog habrás visto que suelo hablar mucho de motivación, trabajo en equipo…Pues en el 2.012 las estrellas se han alineado para que conociera a una psicóloga a la que le entusiasmó mi propuesta de colaborar para crear talleres que de alguna forma pueda mejorar el trabajo en mi sector. Eso sí, luego el destino ha estado poniendo la zancadilla y no hemos podido cumplir ninguno de los plazos marcados para el primer taller que queríamos sacar. Aunque tanto mi compañera como yo estamos realmente entusiasmados y no vamos a parar. En el 2.013 trabajaremos duro para ir cumpliendo nuestros objetivos.

AgileCanarias: Bueno, lo más positivo con respecto al grupo es que fui a la última charla del 2012 y con la intención de retomar las buenas costumbres en el 2013.